Por una difusión radical, una nueva editorial libertaria

Posted by in entrevistas

Innisfree es una incipiente editorial que está haciendo un heroico trabajo en traducir y publicar obras libertarias.

En su breve existencia ya publicó títulos fundamentales como: el Manifiesto Neolibertario de SEK III, La Teoría del Caos de Robert Murphy, Hombre contra el estado de Herbert Spencer (a la venta en digital y en papel) y dentro de poco el clásico del anarcocapitalismo La maquinaria de la libertad de David Friedman, entre otras publicaciones.

Me puse en contacto con Óliver Serrano Gil, CEO y uno de los fundadores de la editorial, quien accedió a contarnos sobre lo que ha sido este emprendimiento.

Orden Voluntario: ¿Cómo surgió la idea de crear una editorial libertaria y por qué?

Oliver Serrano: Surgió todo a través de Facebook. A finales de verano de 2011 agregué como amigo al crítico de cine Ignacio Pablo Rico Guastavino. Tras varias conversaciones sobre cine, lolitas, coños, sexo, anarquismo y libertarismo, apareció Konkin y su New Libertarian Manifesto, que curiosamente los dos habíamos leído. Unos días más tarde se unía un ingeniero aeronáutico al proyecto, Juan Manuel, y nacía Innisfree.

OV: ¿Alguno de los tres tenía ya experiencia en edición? ¿A qué viene el nombre “Innisfree”?

OS: Ninguno, nosotros sólo seleccionamos los textos y a los traductores. De la corrección, maquetación e imprenta se encarga otra empresa especializada.

En cuanto al nombre de la editorial, estuvo claro desde el principio. Una de nuestras películas favoritas es The Quiet Man, de John Ford. Cualquiera que la haya visto, entenderá a qué nos referimos. La respuesta a esa pregunta está ampliamente explicada en nuestro blog.

OV: Considerando la cantidad relativa de autores y la tradición teórica, el libertarianismo es un fenómeno casi exclusivamente anglosajón. ¿Qué factores limitaron y limitan su expansión? ¿qué papel juegan las traducciones en la difusión ideológica?

OS: El principal factor es el Estado y sus paquetes educativos obligatorios. Está claro que a los estatistas no les interesa que la población conozca autores ni teorías libertarias y/o antiestatistas. Creemos que un papel decisivo. En España muy poca gente tiene un buen nivel de inglés y desde luego, salvo personas bilingües, resulta siempre mucho más cómodo leer en tu lengua materna.

OV: ¿Existen dificultades específicas en traducir y editar una obra libertaria, o es una como cualquier otra? ¿fue necesario un consenso de términos (como por ejemplo para “libertario/libertariano”, “liberal clásico/liberal”, “libertarismo/libertarianismo”)?

OS: Todos nuestros traductores son personas que han estudiado Traducción e Interpretación, algunos con especialización en términos económicos y jurídicos, con un nivel muy alto de inglés o que llevan mucho tiempo leyendo a autores anarcocapitalistas, anarquistas o anarcoindividualistas y están familiarizados con los términos de estas corrientes ideológicas. Y lo cierto es que no hemos tenido grandes problemas con las correcciones. El Manifiesto Neolibertario sentó las bases morfológicas que hemos seguido en todas las obras posteriores, inclinándonos por escribir libertarismo y sus derivadas frente a libertarianismo, por ejemplo.

OV: ¿Cuáles son los autores libertarios hispanos más conocidos? ¿Piensan contar con obras suyas?

OS: Jesús Huerta de Soto, Carlos Rodríguez Braun, Juan Ramón Rallo, Gabriel Zanotti, etc. No los descartamos, sería un honor.

OV: Desde Stephan Kinsella, cada vez menos libertarios consideran legítima la “propiedad intelectual”. ¿Cómo articularon ese conflicto en su proyecto? ¿cómo manejarse empresarialmente en un mundo donde ese monopolio sigue legalmente vigente?

OS: Como bien dices, el conflicto apareció. Yo soy partidario de subir todas nuestras traducciones en PDF de forma gratuita, pero ni mis socios ni las empresas con las que trabajamos lo son. En el tema de la propiedad intelectual, son muy “randianos”. Sin embargo, la solución llegó a través del formato electrónico. Las primeras semanas que publicamos un libro en Kindle Amazon ponemos un precio realmente muy bajo para que todo el mundo pueda adquirirlo.

OV: ¿Fueron receptivos todos los autores al solicitarles el permiso de traducción?

OS: Sí. Ha habido casos curiosos de autores libertarios que han escrito en contra de la propiedad intelectual y paradójicamente nos han remitido a grandes editoriales estadounidenses con las que hemos tenido que llegar a un acuerdo económico de cesión de derechos, pero todos han mostrado una gran predisposición a que tradujésemos sus obras al español.

OV: Se nota una apertura hacia temas heterodoxos, como el feminismo o la religión. ¿Son elecciones editoriales, proyectos personales, o es una manera de distanciarse de otras instituciones libertarias?

OS: Bueno, nuestra editorial es clara al respecto: individualismo, libertad y heterodoxia. El feminismo y la religión son claramente movimientos colectivistas. Es cierto que Wendy Mcelroy habla de un Feminismo Libertario, aunque en nuestra opinión sus escritos son meramente libertarios. El libertarismo no necesita etiquetas.

En cuanto al plano personal, sí es cierto que mi breve etapa en Libertad Digital, donde censuraron el tercer artículo que escribí borrando la palabra secta que usé para definir al Opus Dei, ha influido decisivamente en mi alejamiento de ciertos grupos de “liberales”.

OV: ¿Es factible negociar con las librerías físicas como canales de distribución o es mejor apostar por los libros digitales?

OS: Nuestra apuesta es clara por el formato electrónico. Este formato reduce al mínimo los costes de publicación y sirve para sondear el mercado. Como en España la gente sigue prefiriendo el papel, los libros electrónicos que más se han vendido los publicamos también en formato físico. La idea es que en unos años, con la expansión de las tablets y los smartphones en España, la Editorial sólo publique los libros en formato electrónico.

OV: En el sentido de propiciar el libertarianismo hispano, ¿piensan contar con un servicio de edición para autores en castellano?

OS: Desde luego, cualquier persona que tenga escritos de contenido libertario nos puede enviar su obra y estudiaremos su publicación. Yo mismo estoy escribiendo un libro titulado La Imposición de la Libertad, que publicaremos en Innisfree.

OV: Cuéntanos sobre los proyectos futuros de Innisfree.

OS: Nuestro primer libro en tapa dura para octubre, la conferencia de David Friedman a principios de 2013 en Madrid presentando La Maquinaria de la Libertad y el desembarco de nuevos autores en Innisfree de la talla de David Gordon, Murray N. Rothbard, Wendy Mcelroy, Hoppe, Walter Block, [Albert Jay] Nock, etc.

OV: El libro que más te gustaría traducir y publicar.

OS: Una edición de lujo de Conceived in Liberty. Serían casi 2000 páginas de Revolución Americana magníficamente descrita.

OV: Una cita o libro libertario favorito.

La vida no puede parecer bella más que considerada individualmente. Es bueno respirar el aire embalsamado de los campos floridos, trepar a lo alto de alegres colinas, asociarse a la fresca canción del agua cristalina de los arroyos, soñar en las arenas de la playa, paseando la vista por los espacios siderales, gozar, en fin, con todos los variados aspectos de la naturaleza, pero sólo a condición de experimentar por sí mismo la emoción y no porque las descripciones estén estampadas en algún libro de viajes.

Nadie más que los que perciben la vida a través del prisma social, todos los que forman de ella un concepto estrecho según las ideas determinantes de la moral que sustentan, todos los atrofiados por los innumerables arcaísmos, la encuentran insípida o detestable, porque siendo víctimas de la zozobra de saber lo que puede hacerse y lo que está prohibido, según las reglas prefijadas, resulta de tal modo una carga o una esclavitud. El anarquista, al contrario, aprecia la alegría de vivir intelectual, sentimental y materialmente, ya en el tráfico de las grandes ciudades, o bien en la paz sedante de los campos o aldehuelas. Goza de todo y no deshecha sino lo que no cuadra con su temperamento, su carácter, sus aspiraciones y su sed de realidades.” —Émile Armand

Libro: “El Anarquismo Individualista: Lo que es, puede y vale”, de Émile Armand.


 

Ølîvër Tåd

Nacido en Navarra. Licenciado en Derecho por la Universidad de Salamanca y en Ciencias Políticas por la Universidad Complutense de Madrid. Máster en Derecho por Repsol YPF y Máster en Economía de la Escuela Austriaca por la Universidad Rey Juan Carlos. Actualmente, escribo una tesis doctoral en dicha Universidad.

Megalómano, monomaníaco, transhumanista, fotobóbico, sociópata, antimisoneísta, ególatra, noctámbulo, sociofóbico, hiperactivo, masculinista, antiteísta, misántropo, egoísta racional, anarcoindividualista.

Soy un extraño individuo con una innata tendencia a pensar, reflexionar y crear todo tipo de teorías políticas, económicas y filosóficas individualistas, libertarias y antiestatistas. Llevo hablando de un mundo sin Estado en el que todo fuera privado desde los 14-15 años, cuando era un incomprendido social en la aldea navarra de Tudela y ni siquiera conocía a Rothbard ni a Armand. Fue un duro golpe conocerlos y darme cuenta de que ya se me habían adelantado, aunque también fue un placer descubrir a personas con unas ideas tan diferentes a las del rebaño que me rodeaba. Practico activamente la contraeconomía.